Lady Di confiaba en el Tarot y la Videncia.

Nacida el 1 de julio de 1961, Diana De Gales era un sol en Cáncer con un ascendente en Sagitario y una luna en Acuario.

Lady Di o Diana De Gales, anteriormente Diana Frances Spencer

Es bien sabido que muchas personas a nuestro alrededor (familiares, vecinos, artistas, famosos,…) consultan a tarotistas, videntes y astrólogos en general, de manera presencial y telefónica. En la mayoría de los casos no nos enteramos de quienes son estas personas, pues todavía se considera un tema tabú en algunos ambientes. Muchas veces podemos intuir que está sucediendo cuando notamos una notable mejoría que va en aumento con el tiempo y no atiende a ninguna explicación.

Véase el caso de Lady Di, el mundo entero comenzó a ver cómo se liberaba personalmente y crecía su felicidad. Debido al impacto mediático de su persona y tras su fallecimiento, nos enteramos del contacto estrecho que había tenido con varias videntes, con algunas de las cuales llegó a forjar una importante amistad que todavía hoy sus hijos conservan.

Todo empezó cuando su cuñada y amiga, la Duquesa de York, Sarah Ferguson, después de que Diana le confesara en varias ocasiones las dificultades por la que pasaba su matrimonio, le recomendara consultar telefónicamente a una tarotista con la que ella misma llevaba consultando largo tiempo, su nombre era Penny Thornton.

Ella cuenta que estaba en su casa en las afueras de Londres cuando sonó el teléfono:

Penny Thornton

“Era 1986. Al descolgar el teléfono habló una mujer de tono suave, pero cuya voz era muy reconocible, sin duda era ella, era Diana, la Princesa de Gales”. Aunque ya había trabajado con Sarah Ferguson, el tener a la princesa al otro lado del teléfono la hizo ponerse nerviosa, confiesa. “Aún así, Diana se quedó en la línea, y hablamos de nuestras vidas: ambas teníamos hijos de la misma edad y las dos habíamos estudiado para ser bailarinas. Hablamos como lo harían dos mujeres”, dice la vidente. Hacia el final de su conversación, Diana dijo algo que impactó a Thornton. “Ella dijo: ‘Oh, bueno, gracias, Penny. Solo espero que haya luz al final del túnel”.Al escuchar eso, pensó: “Ella realmente está en problemas, espero que podamos volver a hablar pronto”. Y así fue, su siguiente sesión duro casi cuatro horas.

10 razones para usar el Tarot.

Si esa fue la primera experiencia de Diana Spencer con la astrología, la última fue un mes antes del terrible accidente de tráfico que le arrebató la vida. Diana de Gales llamó a la que fue una de sus personas de confianza más cercanas y misteriosas, la tarotista Debbie Frank. Ese día le leyó su Carta Astral y observaron un eclipse, lo que solía representar un cambio vital, eclipses anteriores coincidieron con la separación de Carlos o el nacimiento de Guillermo.

Debido al buen momento que vivía junto a su nuevo amor, Dodi Al-Fayed, no hizo demasiado caso a las advertencias de la vidente. Hoy día sabemos las fatídicas consecuencias que tuvo ese eclipse en la vida de Diana.

Debbie Frank

Diana acudía a Debbie Frank, casi como si se tratase de una psicóloga. Compartía con ella sus pensamientos más íntimos, y en sus momentos más difíciles, la llamaba tres veces al día. Ella fue la primera persona de su círculo en conocer las sospechas de Diana sobre el affaire que mantenían Carlos y Camilla. “Recuerdo una llamada que me hizo en 1991, en un yate frente a la costa griega durante su segunda luna de miel con Carlos de Inglaterra”, cuenta la tarotista, “Se enfadó muchísimo cuando descubrió que el número de Camilla era el último que se había marcado desde el teléfono que tenían en común. Me dijo que su matrimonio era una farsa, que aquella segunda luna de miel no servía para nada”.

Cabe destacar también a Rita Rodgers, una vidente británica especializada en lecturas del tarot referentes al amor a quien conoció en 1996 y a la que mandó, dos semanas antes de morir, un collar de oro de 18 quilates con eslabones en forma de corazón diseñado por Van Cleef & Arpels. Junto a él, una carta que decía: «Queridísima Rita: Este collar fue hecho para ti y te lo envío con mucho amor. Para una dama muy especial con un don extraordinario… de Diana».

Rita Rodgers

Como videntes, astrólogas y maestras del tarot, todas ellas contribuyeron a que Diana encontrara sus propias herramientas, a convertir pasividad y sufrimiento en su propia fortaleza para ayudar a quienes lo necesitaban; labores humanitarias, causas sociales… Comenzó a ser capaz de dar sus primeros pasos fuera de la burbuja en la que estaba para empezar a ser realmente feliz, y bueno, el resto es historia.

El collar que Diana de Gales regaló a su tarotista, Rita Rodgers, fue puesto en venta por la casa de subastas Christie’s en junio de 2008

¿Te asusta que te echen las cartas?

Deja un comentario